Dos Orientales y su gira nacional: entrevista con Hugo Fattoruso y Tomohiro Yahiro -
35 años de música y escenarios: entrevista con Pinocho Routín
noviembre 1, 2018
Festivales por la Convivencia: pasó la tropical, se viene el rock
noviembre 14, 2018

Dos Orientales y su gira nacional: entrevista con Hugo Fattoruso y Tomohiro Yahiro

Dos Orientales

Hugo Fattoruso y Tomohiro Yahiro, dos músicos de excelencia, de origen opuesto pero orientales en su definición, fusionan sus inquietudes rítmicas musicales y crean un ambiente musical único que los identifica. Desde de la decada de los ’90 , han realizado múltiples presentaciones por Japón, Korea, Alemania, España, Malasia, Uruguay, Argentina y Chile, en diversos formatos y shows en conjunto con Takamasa Segi, Mio Matsuda, Toninho Horta, Pedro Aznar, Aska Kaneko, Lisa Ono, entre otros.

Todo este trabajo y continuidad, está plasmado en 3 discos: Dos Orientales (2007, ganador de Premio Graffiti y pre-nominado al Latin Grammy en 2012), Orienta (2011, ganador de Premio Graffiti) editados en Japón, Uruguay y Argentina, y Tercer Viaje (2016), editado en Japón y próximo a editarse en Uruguay.

Desde 2013, se comenzó a rodar un documental sobre el dúo, el cual fue filmado en Uruguay y Japón. El mismo se pre-estrenó en ambos países, en octubre de 2017. En el año 2016, la Embajada de Japón en Uruguay, les otorgó una distinción por la contribución y lazos de amistad que ambos han cultivado, enorgulleciendo a ambos países.

A partir del año 2005, se han realizado giras por año, bajo del nombre de Dos Orientales, sin perder continuidad, siendo este 2018, la 13va gira. En esta oportunidad, hablamos con los protagonistas acerca del génesis de este vínculo que pasó de la admiración al trabajo en equipo, y los llevó a mantener dos culturas unidas hasta hoy, tanto arriba como debajo del escenario.

¿Cómo surge tu fanatismo hacia Los Shakers y más tarde hacia OPA?

Tomohiro Yahiro: Yo viví en los 70 en Las Palmas de Gran Canaria. Llegaban muchos músicos latinoamericanos, incluso mi primer profesor de música era argentino y él me prestó unas cuantas cintas y entre ellos había de OPA. Me quedé asombrado que desde un país tan pequeño salga una banda tan progresiva. También ya había escuchado Los Shakers pero no sabía que era la banda de Hugo y Osvaldo, creía que era un conjunto de Argentina, no podía creer que eran los mismos músicos y al mismo momento me cayó bien, porque ellos dejaron lo comercial y comenzaron a crear su propia música, realmente original.

Al momento que conociste a Hugo Fattoruso personalmente, ¿qué sensación experimentaste teniendo en cuenta que eras seguidor de su música? Con respecto al dúo Dos Orientales, ¿cómo se formó el vínculo?

TY: Él llegó a Japón con la banda de Djavan en 1986. Antes de venir Hugo a Japón, Joyce le dio mi teléfono y me llamó. ¡No podía creer que era Hugo Fattoruso de OPA! Encima me trajo un berimbau desde San Salvador da Bahía como regalo.

Hugo Fattoruso: Golpes de suerte, buena fortuna. Estando yo como tecladista en la banda de Djavan, éste fue a Japón por primera vez (1985). Djavan regresó al año siguiente, Tomohiro ya era fanático de Los Shakers en temprana edad y más crecido, fan de OPA.

Estuvimos juntos la primera y la segunda vez, los 5 días que pasamos en Tokyo, ahí nos conocimos con Tomohiro. Yo no tenía teléfono en casa, le dejé en un papelito «a la uruguaya» el fono de mi prima Diana. En el año 1995 buscándome, habló con mi prima, ésta le avisó a mi madre, mi madre le pasó a ella mi número de teléfono (ahora estaba viviendo en Nueva York). ¡Tomohiro llamó y Diana le pasó mi fono USA!

Un día, llamó Tomohiro y desde entonces hemos hecho 18 giras por Japón, varias ciudades, norte, sur, este y oeste. Este año fue la decimotercera gira consecutiva de nuestro dúo Dos Orientales.

¿Qué recuerdan del primer encuentro? ¿Cómo es la conexión que sienten al subir a un escenario juntos? 

HF: Antes del primer encuentro, salimos de Rio de Janeiro, Sururú de Capote, con la banda del increíble Djavan managers, sonidistas y músicos (11 horas 30 minutos hasta Los Ángeles), tres horas en tránsito y off to Narita (11 horas 15 minutos hasta Narita). Inmigración. Subir al micro que nos llevó hasta Shibuya, donde nos alojaríamos.

Al llegar al hotel, (tres horas desde el aeropuerto al hotel), ¡en el lobby estaba Tomohiro con un LP de OPA para que le firmara! Ahí se presentó (él habla español muy bien).

TY: La primera vez que me atreví a invitarlo a tocar en dúo, él me dijo en el primer ensayo: «tocá como quieras». A veces me da consejos en no apurarme el tempo etc. pero básicamente él es tan sereno que deja que otros músicos primero expresen a su propio estilo. Eso significa que el respeta a los músicos que tocan juntos, no tratan como soldados. Todo muy tranquilo, si bien has practicado otros estilos musicales como el rock&roll y el jazz.

¿Qué recuerdo es el que más te marca o el que más te emociona sobre un escenario junto a Dos Orientales?

TY: Cuando fuimos juntos a tocar en Las Palmas de Gran Canaria y en La Laguna de Tenerife. ¡Pude presentar a mis amigos de infancia que llegué a tocar con Hugo!

¿Cómo fue la grabación del primer disco el cual llevó el nombre del dúo y fue grabado en Japón?

HF: Fue fantástica y primeriza… Creo que le fuimos agarrando la onda y el dúo fluye mucho más ahora.

Con respecto al documental sobre el dúo, ¿cómo fue esa experiencia? ¿De qué manera fue el rodaje?

HF: Ah, poco y nada hicimos, dado que el equipo encargado de filmar, eso hacía, viajaron a Japón inclusive. Visitaron varios lugares en los que estábamos tocando, (en Uruguay y en Japón), camarines, etc. También entrevistaron a Atsuko Kai (nuestra Manager – Productora), a Tomohiro como también a Kepel Kimura, Albana Barrocas.

Desde un principio del dúo se trabajó en base a piano y percusión, ¿en algún momento se agregó otro instrumento?

HF: Sí, piano y percusión (acordeón un par de temas, así como temas en que canto). ¡Creo que tuve que tocar con teclado eléctrico unas tres veces en Japón! El acordeón me acompaña a todos lados. Nos encanta la parte en que aparece el acordeón y a las personas presentes las conquista (ríe).

¿Qué se llevan de todos los lugares donde han ido girando?

TY: No soy uruguayo pero ese swing de Candombe sí o sí, con permiso de ustedes, lo llevo en mi estilo rítmico. Sé que todavía no me sale como los uruguayos, pero es que quiero tocar como ellos (ríe).

¿Qué admiran de cada uno en este dúo?

TY: De Hugo, admiro su música y su disciplina a la vida.

HF: ¡Tomohiro es un gran arreglador! Tremendo percusionista, pero siempre me llama la atención el tratamiento que le da a cada composición. ¡Bestial! Fuera de eso, la honestidad para todo… pero eso en Japón es moneda corriente. Pasa que estando en Sudamérica y sin despreciar, la honestidad está más difícil de encontrar por estos lados, la amabilidad, el respeto, la atención y la diligencia de la sociedad japonesa es única. 

La creatividad es fundamental en todos sus trabajos, pero al momento de trabajar en este dúo, el cual también tiene bastante fusión musical, ¿de qué manera es trabajada esa creatividad por Dos Orientales? ¿Cómo viven el intercambio cultural?

HF: Estos dos músicos funcionan, fusionan y entregan lo que hacen, naturalmente (¡tenemos horas y horas de ensayo!), sin esfuerzo. Desde el principio del dúo se pudo entrever la »simpatía» musical de ambos. El intercambio cultural es una bendición. Espero absorber sin distracciones y la música, tal cual escribiste, no tiene fronteras. 

TY: Yo siempre prefiero andar por el interior de cualquier país, es más tranquilo y seguro que voy a pasar super bien, ¡tomando mate y comiendo asados! Y en el desayuno, ¡mi querido dulce de leche!

¿Creen que cambió algo en el transcurso del tiempo en cuanto al trabajo o técnica, o siempre se manejan por la misma línea?

HF: Uno intenta de entregar lo estudiado y combinado, de la mejor manera posible, para no ser petulante. Diría que el 99% de las veces, lo logramos. Es una responsabilidad muy grande salir al Palco, para mí como uruguayo y para él como japonés. Para mí por mi carrera y para él por la suya, o sea: no chiches, todo aplanadora. 

¿En algún momento imaginaron todo el camino que emprenderían juntos?

YT: Hugo es una persona con corazón muy abierto, ya en la primera visita a Japón acepto tocar juntos con los músicos japoneses en Jam Session y todos estaban contentos y felices! Al ver un maestro con tanta amabilidad y generosidad a la música pensé: «algún día voy a invitar
profesionalmente a Hugo».

Siendo uno de los dúos más prestigiosos, sorprendiendo siempre al público y siendo muy admirados, ¿esta vez qué se trae Dos Orientales para Uruguay?

HF: ¡El propio dúo es el motor y la caja de cambios, con ruedas incluidas! ¡Tal vez agregue unos puntos a la alegría de tocar con Tomohiro y es porque lo estaremos haciendo en nuestro Uruguay! Tantas veces en Japón y casi nada por aquí… Será realmente muy emotivo tocar en el interior del país, en esas hermosas ciudades que conocerán Tomohiro-san y Atsuko-san, amén de los teatros que hoy día están impecables, conservados, restaurados y hermosos. ¡Van a reencontrarse con la amabilidad del pueblo uruguayo! Ellos estuvieron un par de veces por estas bandas y quedaron enamorados de lo nuestro.

Agrego que, en las últimas 5 giras del dúo, Albana viajó a Japón y fue invitada a participar en un par de temas con nosotros, ¡cerrando el recital a Chico, Repique y Piano! Fantástico, ¿no?

Esta vez van a estar girando por el interior de nuestro país, estarán recorriendo los departamentos de Paysandú, Fray Bentos, Florida y Montevideo. Transitarán con su música, pero también realizando una serie de propuestas como el homenaje a Osvaldo Fattoruso, ¿cuáles son las fechas de presentación?

Paysandú- 16 de noviembre – Teatro Florencio Sánchez. Invitado especial: Grupo Montevideo Taiko.

Fray Bentos- sábado 17 de noviembre Teatro Young – en el marco del 3er Homenaje a Osvaldo Fattoruso.

Florida- 18 de noviembre – Teatro 25 de agosto. 

¡Escuchá la música de Dos Orientales en MUS!

Florencia Araújo.