“Alguien tenía que hacerlo, y nos gusta”: entrevista con AFC -
La música uruguaya en los Latin Grammy Awards
septiembre 20, 2018
Ciclo Cuerdas: Entrevista con Sara Sabah
septiembre 26, 2018

“Alguien tenía que hacerlo, y nos gusta”: entrevista con AFC

Fotografía: Mateo Teperino.

Fotografía: Mateo Teperino.

Un murguista prendido fuego en la portada y 16 canciones con rimas incendiarias. Así se subió AFC a la ola de un género en ebullición, con su último álbum Murgang. Acorde a su estilo, los maragatos patearon el tablero con un puñado de hits bailables y letras punzantes, y gracias a ello se han colocado en uno de los puntos fuertes de la música uruguaya en 2018. Sobre los entretelones del disco y una escena que acapara la atención, charlamos con Joaquín Martínez y Felipe Cracel, los líderes del grupo.

¿Cuáles son las primeras impresiones que tienen sobre Murgang y el recibimiento por parte de la gente?

Joaquín: Por ahora lo veo bien, lo veo con mucha receptividad de parte de la gente, de la prensa. Sobre todo, el show en La Trastienda, en BJ también estuvo bueno cuando nos presentamos con Los Buenos Modales y las primeras dos semanas que estuvo en las plataformas estuvo entre los más virales. Yo creo que a la gente le gustó.

Felipe: Nuestro punto de comparación son los discos anteriores, entre disco y disco. La apuesta era más grande que Antro entonces esperábamos que pasara un poco más y por ahora se viene cumpliendo. No llegamos al millón, pero eso es siempre una rifa, nunca sabés (risas).

¿Cómo fue el proceso compositivo y de producción?

Felipe: Eso es igual que siempre, trabajamos con beatmakers. Carpetas con 60 beats de uno, 20 del otro, y de ahí salen de nosotros dos las ideas. Después eso pasa por la banda y ahí hay un híbrido entre el beat que nos mandaron y la banda, que a veces agregan algo o simplemente graban las baterías, los bajos… Por lo general cuando pasa por la banda surge algo más y mejor.

¿Qué objetivos tenían con respecto al disco?

Joaquín: Expandir el público un poco, ¿no?

Felipe: Sí, en principio eso, fusionar un poco más que el anterior y la consigna fue que sea bailable, porque en los toques en vivo nos dimos cuenta de que los temas que funcionaban eran los bailables. Incluso son los que más nos gustan a nosotros, entonces se dio todo para eso. Y la consiga era eso: buscábamos beats bailables.

Si bien el afán por el dinero es una temática bastante común en el género, da la impresión de que, en los trabajos anteriores, eso no se hacía tan explícito. ¿Sienten que es así? ¿Qué los llevó a cambiar en ese tipo de temáticas?

Joaquín: Capaz que por el hecho de que está la canción Juana$, que es el corte de difusión, además. Capaz que eso fue como un salto.

Felipe: Igual es una visión tercermundista. No es que estamos ostentando sino que estamos reclamando. Estamos gastando plata en esto, nunca nos viene y bueno… Es un reclamo.

Joaquín: Desde la óptica de AFC igual. Tratando de tirar un mensaje en la medida de lo posible, el estribillo en una parte dice «pelea la plebe for juanas». Ahí estás tirando un mensaje, toda la sociedad está sacando la cabeza por las «juanas» para vivir, por el dinero. Ostentando, pero de un punto de vista más irónico.

Felipe: Es eso, tenemos hambre, cada disco nos sale más caro. Bailemos y a ver qué pasa.

En sus letras no se guardan nada. Quizá no hay una letra tan sexual y explícita como un Me gusta sucio, pero el resto sigue la misma intensidad. ¿Lo ven así?

Joaquín: En general sí, ahora en este disco tuvimos unos momentos donde nos paramos a pensar un poco más en las letras y en lo que se pudiese interpretar, porque hoy en día está lo políticamente correcto e incorrecto. No como hace 4 años atrás cuando salió esa canción.

Felipe: Siempre fuimos como muy sexuales y hoy en día es jugar cada vez más al límite, que en realidad es donde más nos sentimos cómodos, me parece. Siempre estar ahí en el límite. En la delgada línea. Igual en este disco no hay ninguna tan explicita porque ya tenemos tres en el repertorio. Buscamos eso, no hacer cosas que hayamos hecho como para variar el repertorio. Porque a la hora del vivo si vas a tocar una de esas ‘’porno’’ o dos, ya tenés que dejar alguna afuera. Por ejemplo, no teníamos un punk e hicimos un punk. Igualmente sigue habiendo cosas re sexuales en el disco.

¿Sienten que ese estilo de letras que van más al choque puede restar público?

Felipe: Pero nos suma de otra. Hay un público para eso que tampoco le gusta lo otro tan puro y tan positivo. Alguien tiene que hacerlo, y nos gusta.

Tras haber llenado una Trastienda el pasado 7 de setiembre, ¿creen que el rap está creciendo en Uruguay?

Joaquín: Sí, definitivamente. Creo que está clarísimo eso porque a todas las bandas les está yendo bien, en cuanto a público los toques se llenan, las publicaciones tienen miles de me gusta, que aunque parezca una boludez hoy en día se mide por ahí un poco. Y además de eso hay un montón de gente haciendo cosas re profesionales en el género y eso obviamente también lo alimenta. El género está explotando, pero a su vez los que estamos representando el género, los exponentes, estamos trabajando muy bien.

Felipe: Exactamente, es como un mitad y mitad. Es un poco de moda porque en el mundo explotó, pero acá hay gente que cada vez lo labura mejor y se gasta más, digamos. Hay una competencia de mejor calidad, mejor sonido y por eso lo potenciamos todo.

El público ha crecido en su diversidad también. No son raperos únicamente los que van a los shows. Incluso ustedes son muy aceptados por el público rockero. ¿Sienten que es así?

Felipe: Es que en vivo es una banda de rock. Nos ha ido mejor con el público del rock que con el purista del rap. Quizá por el tema de la fusión. Hay gente que le gusta la fusión, si no le entrás por el rap, le entrás por el rock.

Joaquín: También yendo un poco a lo que hablábamos hoy. Hay gente que hace 4 años no escuchaba rap y hoy sí. Me parece que el público en general se está abriendo también.

¿Les gustaría tocar más en el interior?

Joaquín: Obvio.

Felipe: Sí. Nos falta pila.

Joaquín: Lo que pasa es que no hay un circuito muy práctico. Capaz que hay, seguramente haya lugares para tocar, pero no es fácil. Primero no es fácil mover una banda de 8 personas, y segundo no sé qué tanta gente nos quiere ver en el interior. Nos encantaría ir.

Felipe: Lo tenemos en el debe. Salimos del país a tocar, pero no tocamos en Maldonado.

Joaquín: Es una problemática. En general, en Uruguay que está todo centralizado en Montevideo. No es de la música, es de todo en general: estudio, trabajo, la cantidad de habitantes. Todo está en Montevideo. Bueno, en la música pasa más o menos lo mismo.

Felipe: Hace unos años los discos físicos estaban solo acá, en Montevideo. Me pasó a mí cuando vivía en San José, de tomarme un ómnibus, comprar un disco y volverme.

Joaquín: Hay que moverse, hay que tratar de tocar en el interior porque hay gente también.

Hace un rato mencionaban el exterior. ¿Qué se siente tocar fuera de Uruguay?

Felipe: En realidad salimos dos veces. Yo quiero salir muchas más. Está buenísima la experiencia, incluso, como nosotros somos un grupo de amigos y no una banda que formamos al azar, es como un «Bariloche» siempre (risas).

Joaquín: La vez de Estados Unidos estuvo de más, por ejemplo. Y después Buenos Aires estuvo buenísimo también, pero fue más fugaz, ¿no?

Felipe: Sí, en Buenos Aires fuimos a un system, con Once Tiros. Pero nos gustaría ir con toda la banda.

Joaquín: Hay que empezar a salir un poco más. Lo que pasa es que volvemos a lo mismo: somos una banda grande, económicamente implica un gasto muy grande, pero no quita que hay que hacerlo.

¿Qué opinan de las batallas de gallos?

Joaquín: Felipe está más metido.

Felipe: Sí, yo miro mucho, arrancamos en esa, haciendo freestyle pero no batalla, y después que nos pusimos a escribir le perdí el rastro. Recién ahora hace un par de años volví a eso, me entretiene, me entretiene bastante. No sé si estamos para la improvisación, pero…

Joaquín: Es entretenimiento, aparte está de moda todo esto de la competencia en vivo, es otra historia, no es como hacer discos me parece a mí.

Felipe: Es como un deporte, ¿no? Batalla mismo. Para mí, que escribo, a veces lo veo como desperdiciar rimas. Son rimas que quedan ahí y punto, quedaron en una batalla.

¿Y cuándo escribís en qué te inspirás? ¿Lo pensás, te sale?

Felipe: Por lo general me pongo horarios de noche, tarde. Siempre me pongo de noche y ahí empiezan a salir cosas. Pero las mejores siempre surgen, en la calle o donde sea. Cuando me pongo a escribir agarro todo lo que tengo y ahí armo el puzzle.

Murgang tiene varias diferencias con Antro, y una de ellas es que Murgang tiene una estética de sonido un poco más humana, con la banda tocando muy presente ¿Qué los llevó a hacer el disco de esta manera?

Joaquín: Y el proceso natural del crecimiento de la banda. Nosotros tocamos con los músicos, entonces fue como una etapa final de las canciones, donde la canción cambiaba y crecía, y en este disco mucho más porque era premeditado. El hecho de sumar a los músicos que nos acompañan para que al momento del vivo las canciones sean más fáciles de llevar a cabo. Más fiel al disco.

Felipe: Incluso nos pasó eso porque logramos el híbrido. El primer disco fue solo con máquinas, el segundo fue todo beats digitales, pero está un poco la banda, y con este logramos el equilibrio que estábamos buscando. Además, eso, tenemos tremendos músicos que se tocan todo y estábamos grabando discos donde no grababan nada, y en el vivo se notaba.

Joaquín: Sin dejar de ser una banda clásica de rap y de hip hop, donde se compone sobre las bases, pero sumando esta otra parte que tiene como banda de rock. En la medida de lo posible tratar de aportarle lo humano para que después en el momento del vivo, sea lo más parecido a lo que suena en el disco.

¿Qué cosas sienten que quedaron mejor haciéndolo así?

Joaquín: El vivo. Todavía hay muchas canciones que creo que hay que sacarlas del todo, siento que hay cosas que salen mas rápido y diez veces mejor que el disco pasado. Capaz que el disco pasado nos costó más.

Felipe: Claro, porque era que los músicos interpretaran lo que estaba hecho de manera digital. Acá como ya grabaron, ya saben lo que tienen que hacer. Ya se saben cada canción.

¿Qué referencias musicales sienten más presentes en Murgang? A la hora de componer y producir los temas.

Felipe: Estamos escuchando mucho trap yankee. Igual a mí algo que me pasó fue que me puse a escuchar mucho pop porque tienen tremendos piques. Y el pop tiene eso, agarra el estilo que está de moda y lo hace más generoso para todo el público. Por ejemplo, agarran traps y hacen cortes que mismo los puristas del trap no hacen. Lo hace el pop para hacerlo mas digerible. Nunca fui del pop, pero tienen tremendas fórmulas.

Si tuvieran que elegir tres canciones de este disco, ¿cuáles serían y por qué?

Joaquín: Juana$. En realidad, a mí me gustó todo el disco en general. Pero personalmente elegiría a Juana$, Ready or not, con la colaboración de David y la intro me encantó.

Felipe: Yo me quedo con Juana$, Técnica obscena, que está increíble y nos sacamos las ganas de hacer un tema con Luciano en el piano, y Pony porque era un experimento que quería hacer hace tiempo, que es como un híbrido del trap rock y estaba medio cagado con eso (risas). Y quedó mejor de lo que esperaba.