Una banda para curiosos: entrevista con Sante Les Amis -
Fin de año en el Teatro Solís: entrevista con Laura Canoura
diciembre 4, 2018
Rock en Inmigrantes: entrevistas a AUTOS y Crápulas
marzo 14, 2019

Una banda para curiosos: entrevista con Sante Les Amis

Plena Ciudad Vieja en Montevideo. La sala de ensayo se ve repleta de sintetizadores, computadoras, máquinas de ritmos, pedales de todo tipo, e infinidades de instrumentos más. Sante Les Amis, la banda que ensaya a buen volumen a mitad del día, suena espectacular y con una personalidad clara. Ese mismo carácter, ha destacado al grupo en una escena musical uruguaya algo reticente a las nuevas sonoridades. Las canciones que retumban en la sala, revivirán el próximo domingo en la Zavala Muniz del Teatro Solís, donde el quinteto (sexteto para este show en concreto) cerrará un año muy bueno, en el cual dio vida a Sueño Animal, uno de los álbumes destacados de los últimos meses. Sobre el disco, el show que se viene, la realidad musical uruguaya, y muchos temas más, hablamos con Diego Traverso (guitarra y voz), David Stabilito (bajo y voz) y Nicolás Demczylo (guitarra).     

A tres meses de la presentación, ¿qué evaluación hacen de Sueño Animal?

Nicolás: Yo creo que Sueño Animal, no sé si aún lo evaluamos. Es un proceso que va a seguir hasta el año que viene, hasta cierto momento del año que viene, donde seguramente hagamos una retrospectiva de los shows y las cosas que pasaron con el disco. Creo que todavía no ha sido tiempo de eso, ¿no?

David: Sí, yo creo que con Sueño Animal recién evaluamos Sudamericana. La evaluación de Sudamericana se dio cuando hicimos Sueño Animal, en lo que tiene que ver con los tiempos, la forma de componer y todo eso. Capaz que cuando hagamos el próximo disco tengamos un mejor balance de Sueño Animal.

N: O mismo con el show en vivo. Desde el orden de las canciones, hasta cómo pasamos de una a otra. Para este disco y para los shows de este disco, hemos estado cuidando mucho más eso y armando también un equipo de trabajo más sólido y comprometido o involucrado en el tema. Desde el área de luces, audiovisuales, reflotar esa parte del show que en algún momento del final de la era Sudamericana la habíamos descuidado un poco. 

David: Sí, pensamos levantar todo ese laburo que tiene que ver con la parte técnica de Sante, que siempre es grande y complicada, toda la logística, y bueno, ya que tenemos algo tan complejo, adaptarnos a eso y hacer un trabajo de luces mas pro.

N: Un show más integral, más cuidado. Eso creo que ha sido el mayor efecto de estos últimos shows de Sueño Animal. Queremos tocarlo y presentarlo mejor. 

Diego: Bueno, volviendo atrás un poco, yo creo que es complicado evaluar. A la gente le gustó, y nosotros quedamos conformes. Después pasa mucho que ahora estamos en una época de singles, es decir, sacás un tema y la gente generalmente conoce el corte, que en este caso fue Como Animales, y creo que todavía falta un tiempo para que la gente escuche e incorpore todo el disco. Me da esa sensación. Pero estamos re contentos con el disco. Aunque uno cuando trabajo tanto tiempo en el álbum, cuando sale, ya quiere empezar a trabajar uno nuevo, por más de que tenga apenas unos meses.

¿Qué apuestas creen que hicieron en Sueño Animal?

N: Creo que la sonoridad es un poco más orgánica, en comparación con Sudamericana. La elección de los instrumentos, fue un poco en esa búsqueda. Que creemos acompañaba también la búsqueda que hubo desde el punto de vista lírico, en el sentido de hacer un disco 100% en español, y con canciones con letras que nos comprometieran más con lo que estábamos diciendo. Entonces creo que esos dos movimientos, son los que le dan la personalidad a este disco. Mas orgánico y personal del universo de Diego y David que fueron los que mas escribieron, y también de la banda como grupo humano.

¿Y sacaron grandes conclusiones de lo que fue definir el sonido para Sudamericana y luego pasar a esta otra faceta que contaban? En cuanto al proceso de llegar a ese resultado final. ¿Fue un proceso similar la construcción del álbum?

N: El sonido de un disco se va construyendo mientras lo vas haciendo. Nosotros tomamos algunas consideraciones y tenemos un estándar de calidad que siempre lo manejamos para los discos, ya sea cuando hacemos la tomas, grabamos, mezclamos, masterizamos… todo lo cuidamos mucho. No sé si tener una idea del todo definida de lo que se quiere lograr al final, también se va dando, está bueno que el proceso creativo tenga caminos tangenciales que se encuentren luego y te sorprendan.

David: Capaz que teníamos definido la forma de laburo: ser prolijos, mucho micrófono, mucha toma, revisión…

N: Sí, generalmente tenemos un control de calidad de edición que está bueno. A Sueño Animal, igualmente, en esa línea de lograr algo más orgánico, lo dejamos un poco más suelto también. Y bueno, tuvimos la oportunidad de mandar este álbum a masterizar a Sterling Sound en Estados Unidos, con Greg Calbi, que es un fenómeno y siempre nos gustó mucho su trabajo. Y nada, pudimos darnos ese gusto para cerrar el proceso. Y nos quedamos re contentos. 

En cuanto a la composición de las canciones, ¿qué tanto se da dentro de la sala y qué tanto fuera? ¿Cómo se compone?

N: Sueño Animal en verdad fue muy de laboratorio, de grabarse individualmente y colectivamente, y de repente hacer alguna jornada concreta tocando las canciones como la que hicimos en La Colorada.

David: Sí, esa capaz que fue la primera. Cada uno tenía cosas hechas, disparadores, y nos fuimos tres días a la casa de los padres de Santiago (Marrero, tecladista), ahí en La Colorada, y ahí armamos la sala durante tres días, y presentamos todas las canciones. Obviamente esas maquetas están muy distantes de lo que luego fue el disco, pero ahí tiramos 15 canciones, luego se grabaron 13, y terminaron quedando 10.

Diego: En este disco cada uno vino con alguna idea, más o menos desarrollada, alguna más, otra menos, y a partir de eso, todo se pasó por el filtro de la banda, y a partir de ahí crecieron. No hubo algo que compusiéramos en plan zapada, que si pasó en los discos anteriores. De estar tocando en la sala, decir “qué bueno que está eso”, y trabajarlo. Eso estaba bueno también, pero en este caso se dio de otra manera.

N: Son distintas modalidades. En este caso era la manera más eficiente que teníamos, y la más sana para nuestras mentes. Trabajarlo así. De hecho tanto para el show de la Hugo Balzo, como para este show de la Zavala Muniz, que es una cosa interesante y estimulante para nosotros, es que algunas canciones nunca se ensayaron antes de grabarse, y ahora sí para los shows. Para el disco se fueron construyendo por partes, capas, sucesiones de grabación, entonces algunos temas se tocaron en la Balzo y ahora dos o tres veces, pero nunca se habían ensayado. Entonces es un proceso interesante también sobre cómo reconfigurarse, cómo tocar, cómo encontrarle la intención a las canciones, lo más parecido al disco o algo distinto para el vivo.

Ese proceso que adoptaron, ¿no se explica también por lo que mencionaban de que la industria ahora se basa en sacar singles y canciones sueltas, entonces quizá los artistas se centran más en maquetar, componer en el estudio, concentrándose canción por canción para que funcionen mejor?

N: La inmediatez de todo, hace que el formato disco vaya quedando obsoleto, y eso de la mano del concepto disco. Más allá del soporte. Va de la mano de cómo la música se consume y se distribuye hoy. Las dos cosas hacen que el formato single sea muy útil, y claro, vos a un disco le tenés que dedicar, bueno, en el caso nuestro, mas de un año de trabajo. Con mucho menos tiempo podés generar más material en menos tiempo. Y sí, el formato laboratorio te permite agarrar un tema y trabajarlo muy profundamente, hasta dejarlo como te gusta. E inmediatamente ya sale, y está siendo consumido por la gente. Muy rápido todo, está bueno eso.

Diego: Yo creo que no fue algo que elegimos en función de hacer cosas, o canciones, más eficientes. Sino que cada uno, a diferencia de Sudamericana, empezó a manejar más la compu, y a grabarse y producirse, y a partir de eso también es más sencillo decir: “tengo esta idea, la armé y va por acá”. Y antes capaz que eso no sucedía tanto. Sucedía todo más en la sala y todos juntos. La idea ahora viene más desarrollada. Pero creo que la gracia es pasar la idea por la banda para que le dé un carácter distinto. 

N: Lo otro que es interesante de esta música y de otros géneros más contemporáneos, es la búsqueda de sonoridades, coloraturas y estética de los instrumentos, y a veces en la sala no tenés todo a disposición para hacer lo que se te ocurra, entonces pila de sonidos y cosas, ocurren en la producción con soporte digital. Generar un sonido, puede transformarse en un arreglo sobre el que luego se sostiene la canción, pero eso es más complicado en formato sala, todos tocando a la vez, que es más entreverado. Pero al mismo tiempo tiene sus cosas interesantes. Entonces, como hablábamos, me parece que hay un vaivén entre una modalidad y la otra que están buenísimas las dos, solo que a veces se integran más y a veces menos.

¿Todos componen?

N: En este disco en particular si. 

David: Si, hay ideas de todos.

Diego: En cuanto a la música, todos proponemos.

N: Cada uno vuelca la búsqueda que tiene, o lo ultimo que estuvo escuchando o estudiando, o lo que tiene ganas de incorporar a la música que está haciendo, ¿no? 

En ese sentido, ¿reconocen claras influencias en la banda?

N: Sí, claro. Es una banda que siempre tuvo influencias.

David: Por ejemplo, al inicio cuando comenzamos a armar los temas, los nombres surgen básicamente de la influencia en concreto. Por ejemplo, Como Animales, en la interna de la banda es Hercules, porque el bajo parecía un tema de Hercules and Love Affair, y así pila de otras canciones. 

N: Claro, a veces una cualidad o cierta sensación que genera la canción que te gusta, que querés plasmar ahí en la canción. Y puede venir desde los lados más raros.

Diego: A nosotros nos gusta de todo. Bandas super pesadas hasta cantautores, lo único que cuando lo llevás a tu música pesan unos más que otros. Nos gusta sobre todo la música mas groovera. Cuando se formó la banda teníamos referencias más del estilo de Franz Ferdinand, LSD Soundsystem… más ese tipo de bandas. Hoy estamos más abiertos, en Sueño Animal, y al pasarlo al castellano también es como que se hace algo más propio, y además hay temas particulares que tienen algo de música anglosajona, pero en otros pasajes algo más propio, como Sin Pausa, que es un tema que canta David, que la forma de cantarla y la letra, te rememoran a algo del Río de la Plata, y sé que él escuchaba tango, pero no sé de dónde es la influencia.

N: Claro, fluye… a través de lo que vas haciendo, las cosas que te gustan.

Diego: Y a veces no te das cuenta. Probablemente es mas fácil identificar para alguien que escucha de afuera y no te conoce. Y nos pasa que ahora que usamos más el castellano, nos lleven más por el lado de artistas como Cerati o Babasónicos, y en verdad no son influencias tan grandes. Pero para personas que escuchan rock en español contemporáneo, obviamente, las referencias van a ser esas. Pero es muy variado. Café Tacuba por ejemplo a mí me gusta mucho, y capaz que alguien puede decir “este arreglo puede ser de Café Tacuba”, pero bueno…

¿Y cómo fue la decisión de cantar todo en castellano?

Diego: Fue algo que venia decantando. A mí en lo personal, que soy el que a veces pone la cara a la hora de cantar, me resultaba raro. Por ejemplo me pasó de cantar en inglés en Estados Unidos, y era un poco raro. Porque justamente la gente iba a ver otra cosa. Y vos le estás cantando en inglés. Me sentía un poco raro. Y a partir de eso empezamos a discutir, y nada, decantó. Tampoco es que descartamos cantar en otro idioma, pero si tenemos que decir algo, optamos por decirlo así. En Sudamericana hay frases en francés, por ejemplo. Pero es más bien una guiñada, o mismo meter un coro en inglés, pero más como un juego y no pensado para un disco entero.

El inglés también quizá los sesgaba un poco, acá, con el público local…

Diego: Claro. Cuando empezás a cantar todos te dicen que el inglés es el idioma universal, pero en verdad hay un montón de gente en América Latina que quiere escuchar música en su idioma, y claro, los suecos cantan en inglés porque son los únicos que hablan sueco en el mundo, y los franceses quizá también porque hablan ellos en francés y algunos países más en África. Pero nosotros, con el segundo idioma más hablado en el mundo, tenemos un plus. Pero igualmente por mi parte fue una cuestión más personal. Una necesidad de cantar en castellano. Y aparte con eso te apropiás más de las canciones. En inglés es más fácil ponerte en un personaje, porque es algo que no es tuyo. 

N: Claro, te compromete menos con lo que estás diciendo. Que es algo que nos pasó cuando empezamos a hacer las letras de Sueño Animal. Que realmente pusimos la lupa, porque cada cosa que se dice tiene un sentido y un significado. Y bueno, queríamos ser bien precisos. También a la hora de generar el clima del disco, el concepto, de qué va el disco a nivel de ideas, y en ese sentido el español nos exigió mucho más. 

¿Cómo ven la escena nacional? La efervescencia de las nuevas generaciones y cómo se está abriendo el abanico en cuanto a géneros.

N: A mí en un momento me dio la impresión de que iban a pasar un poquito más cosas, de repente, con las generaciones más chicas, pero igualmente Uruguay en este momento tiene un montón de bandas que están buenísimas. Lo que nos está faltando es gente que las vaya a ver y que las bandas puedan dedicarle cada vez más tiempo a su música, y hacer cosas. Nos pasa a nosotros y les pasa a un montón de artistas. Uruguay es un mercado bastante chico y a veces pone un freno al crecimiento de nuevas bandas, propuestas, y de música en general.

Diego: Yo creo que en Uruguay, viéndolo en perspectiva, la dictadura cortó un montón de cosas que venían pasando, en la década del ’60 y ’70, que se cortó ahí. Hay un hueco a nivel de bandas. Después de eso obviamente hubo una camada de artistas interesantes. Creo que eso sigue pasando. Uruguay tiene mucha diversidad. Ahora hay una movida de hip hop muy fuerte, siempre hubo una movida de indie rock, cantautores. Conviven los dos. Hay muchos músicos. Tal vez a esos artistas les cuesta muchos años llegar a un público masivo para lo que es Uruguay. Es raro que a los dos años de sacar un disco, una banda ya esté llenando un Teatro de Verano. En Uruguay no pasa, y en el mundo sí. Una banda saca un disco y explota, y hace gira mundial. Y en Uruguay, pese a ser otro mercado, podría pasar. Los procesos son muy lentos, y creo que el público también es desconfiado a la hora de acercarse a bandas nuevas. Es tradicional en cierto sentido. Y eso también colabora en que los procesos sean más lentos. Pero la escena siempre es muy efervescente, me parece.

N: Y de buen nivel. Me parece que hay muy buena música en este momento. Eso viene acompañado también de que cada vez la gente toca mejor, cada vez hay mejores instrumentos y equipos a disposición, también todo lo que tiene que ver con técnica de audio. Comparado a lo que eran los ’90, que ibas a tocar a una cueva, la manera en la que hoy se hacen shows no tiene nada que ver. Es infinitamente mejor.

¿Y qué consideran necesario en un proyecto para estar presente en la escena? Para ganar notoriedad.

Diego: Primero tener muchas ganas. Sin ganas, que las cosas pasen es muy complicado. Y dedicarle mucho tiempo. Vos tenés que hacer lo necesario para que te vaya bien en el proyecto, luego hay un poco de suerte, un poco de casualidad, un poco de todo. Podés hacer tremendo disco y que no pase nada y capaz que una canción pega, por vaya a saber qué motivo, y te va bien. Pero lo importante es entender los proyectos a largo plazo, y trabajar. No hay mucho más que eso. En cualquier ámbito de la vida, es meterle huevo lo más que puedas, y luego que las cosas te vuelvan.

N: También entenderse como grupo humano. Conocerse, partir de la idea de saber que vas a tener roces. Vas a tener esas instancias y situaciones, y vas a tener que aprender a lidiar con ellas, con el otro, con el grupo como un todo. Eso me parece que también es fundamental. Para nosotros el proceso de tocar Sudamericana, tocarlo afuera, fue largo, el disco tuvo varios reenganches de exposición, y luego el proceso de Sueno Animal… pasaron muchos años, y eso hace que naturalmente surjan cuestiones humanas. Entonces aprender a conocerse en ese sentido, es fundamental para llevarlo adelante sanamente. 

¿Cómo viene la preparación del show del 16 de diciembre en la Zavala Muniz?

Diego: Venimos ajustando la lista de temas. Va a ser un show largo. Vamos a aprovechar la sala, que es una sala muy linda y cómoda, para hacer algunos temas, que a veces cuando hacemos un set más para arriba no los tocamos. Y vamos a tener un par de invitados. Así que nada, muy bien, va a ser el último show del año, y seguimos presentando Sueño Animal, así que va a ser una oportunidad para ver y escuchar esas canciones.

Y habrá sorpresas…

Diego: Tenemos un par de invitados. Uno sorpresa, y el otro es Coby Costa, de Croupier Funk, que es percusionista, que estuvo también en la Hugo Balzo.

Por último, ¿por qué Sante Les Amis? ¿Por qué el nombre y por qué acercarse a la banda?

N: El nombre tiene una intención de festejo. Quiere decir “salud, amigos”, hay una cuestión de brindis, de compartir. Generalmente cuando estás en ese momento, estás en un momento lindo, energéticamente.

Diego: Y acercarse, porque creo que dentro de la escena nacional tenemos una personalidad un poco distinta, en cuanto al sonido, y generalmente eso es lo que llama la atención de la banda, y creo que somos una banda para gente curiosa en cuanto a eso y a lo musical. Así que si son curiosos, que se animen a venir, que esperamos que la pasen bien.  

Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera
Foto: Ignacio Viera